Paisajes Invisibles

Paisajes Invisibles

PAISAJES INVISIBLES ES UN PROYECTO REALIZADO PARA LA SEMANA DEL ARTE CONTEMPORÁNEO DE ANTOFAGASTA, CHILE. CONSTA DE 6 LONAS IMPRESAS POR SUBLIMACIÓN SOBRE LAS QUE SE EXPRESA UN DIAGRAMA RADIAL, LOS DIAGRAMAS VAN A ACOMPAÑADOS DE UNA INFORMACIÓN DIGITAL A LA QUE SE ACCEDE ESCANEANDO UN QR.
Sobre aquel muro bajo se sentaban por las noches una multiplicidad de hombres, algunos peludos como osos, otros delicados como hadas, una sucesión de cuerpos brillantes, toscos, fornidos; todos perfectamente alineados con la esquina de San Juan Bosco y la tercera transversal. Al cruzar la esquina, el vehículo donde nos trasladabamos repentinamente aceleró, el ocupante del asiento trasero alcanzó a preguntar: - ¿qué pasará ahí? – otro respondió: es un espacio gay.

¿Es posible pensar un lugar a través de la sexualidad? Es posible construir historiografías a partir del análisis demográfico? Estas son dos preguntas que intentamos abordar en este proyecto.

En su sentido más básico y entendido desde la geografía, el espacio se entiende como el proceso de localizar eventos, lugares, personas y fenómenos utilizando para ello herramientas cartográficas (Gregory, 2009). Sin embargo bajo esta definición el espacio se concibe como una unidad estática e inalterable. Nigel Thrift argumenta que “el espacio se encuentra en continua construcción como resultado del agenciamiento de las cosas que se encuentran en movimiento” (2009:86), el espacio es un flujo compuesto por identidades en continua mutación, al mapearlo lo construimos (Massey, 2005) y al construirlo lo reconocemos.

Avances tecnológicos como el GPS, disponible en prácticamente todos los dispositivos móviles, permite a cualquier individuo mapear y navegar cualquier espacio, primero de forma digital y luego de forma orgánica. Esta democratización en el uso de instrumentos de medición (GPS) ha permitido el surgimiento y popularización de aplicaciones como Grindr donde los usuarios comparten su ubicación geográfica para comunicarse con otros miembros en función de su proximidad, en este sentido los usuarios pueden de alguna forma mapear áreas geográficas para asegurar espacios de mayor interacción, generando con ello una cartografía digital de su comunidad y negociar un espacio común.

Una experiencia previa de esto ya tomó lugar en Caracas/Venezuela donde se escanearon 5 lugares elegidos aleatoriamente, a través de GRINDR se pudo determinar distintas densidades de usuarios en radios determinados. La data fue utilizada para crear diagramas radiales y mapas que describen las particularidades de cada zona.

Investigación previa en Caracas

Soporte material:

Soporte Digital: cada cartografía amplia sobre los usuarios de cada lugar