Instrucciones para la auto-georeferrenciación

Instrucciones para la auto-georeferrenciación

La obra explora la coyuntura que existe entre habitar un espacio geográfico y un espacio digital cuestionando las lógicas cuerpo-máquina.
La intensión es invitar al público a recorrer un espacio dado a través de un set de instrucciones (escritas y sonoras) que se encuentran hospedas en una página web. La web puede ser manipulada simplemente desplazando el ratón sobre la página.
En el espacio expositivo la web se encontrará proyectada sobre el suelo y podrá ser manipulada por los usuarios en movimiento con un trackpad inalámbrico.
Lewis Carroll escribió alguna vez sobre un mapa muy peculiar"... un gran mapa que representaba el mar, sin el menor vestigio de tierra", una página en blanco donde todo movimiento era posible. Este artefacto tan absurdo, pareciera no tener sentido para la geometría euclidiana, pero para la topología sí. La topología estudia las propiedades geométricas que no se ven afectadas por la forma, una herramienta útil para pensar sobre el espacio digital.

Nuestra relación con las nuevas tecnologías de la comunicación ha modificado nuestra percepción y comprensión del espacio, mantenemos una relación con el entorno geográfico por medio de la información, la cual consumimos en pantallas en nuestros dispositivos, pantallas que en cierta medida limitan la forma en que percibimos y sentimos nuestro entorno. Nuestros cuerpos que aún no son capaces de moverse a la misma velocidad que la información han quedado deslocalizados, abandonados y desorientados, mientras nuestras mentes viajan por el multiverso digital.

Este proyecto surge de la intensión de explorar la relación cuerpo-máquina a través de un set de instrucciones dictadas por una página web, para ello el usuario debe desplazar el cursor, este gesto activa una instrucción sonora que le indica cómo debe desplazarse por el espacio, el usuario puede elegir desplazarse o no para generar múltiples recorridos.